Inseminación artificial

¿Qué es la inseminación intrauterina o artificial?

Es la técnica de reproducción asistida más sencilla, es rápida y prácticamente indolora, sin necesidad de ingreso en la clínica ni anestesia. Consiste en facilitar la fecundación  depositando espermatozoides dentro del útero en el momento de la ovulación.

¿Cuáles son los tipos de inseminación?

Se puede realizar con espermatozoides de la pareja (inseminación artificial conyugal) o bien con espermatozoides procedentes de banco de semen (inseminación artificial con semen de donante).

¿Cuando se aconseja realizar la IAC?

Se recomienda realizar una inseminación artificial conyugal cuando se presenta alguno de los siguientes diagnósticos:

  • Alteración de la cantidad y/o calidad de los espermatozoides.
  • Anomalía del cuello del útero que impide el ascenso de los espermatozoides.
  • Esterilidad de causa desconocida.
  • Endometriosis.

¿En qué consiste el tratamiento?

La inseminación artificial conyugal puede realizarse en un ciclo espontáneo, así se asegura el crecimiento de un solo folículo, pero conseguimos una menor tasa de gestación; o en ciclo en el que se ha realizado una estimulación ovárica suave, para intentar un desarrollo multifolicular y aumentar las posibilidades de éxito.

El tratamiento utilizado son las gonadotrofinas, que son hormonas similares a las que, de forma fisiológica, circulan en la sangre de una mujer. El tratamiento de estimulación ovárica se administra por vía subcutánea (una inyección diaria en el abdomen) y se inicia con la regla, durante los primeros días del ciclo. Suele durar de 10-14 días. Tanto la duración como la dosis necesaria varían de un ciclo a otro, y de una paciente a otra.

Para valorar la respuesta al tratamiento y ajustar la dosis a la respuesta que presenta la paciente, se realizan controles ecográficos en nuestra clínica de reproducción assistida, dos o tres veces a la semana; ocasionalmente puede requerirse también analítica sanguínea para realizar determinación hormonal. Cuando el folículo o folículos ya han crecido, se administra un último inyectable de HCG que favorece la maduración final del folículo y la ovulación a las 36-40 h del mismo,  momento en el que se programa la inseminación. Es muy importante realizar un adecuado control del tratamiento hormonal, para prevenir y evitar las complicaciones que pudieran surgir, como son la gestación múltiple o la aparición de síndrome de hiperestimulación ovárica.

El día de la inseminación se debe entregar una muestra de semen en el laboratorio de reproducción asistida para proceder a la selección espermática (separación de los espermatozoides móviles del resto de componentes del semen). De este modo, concentramos únicamente los espermatozoides móviles para introducirlos con una cánula muy fina en el interior del útero, acercándolos así a la trompa que es donde tiene lugar la fecundación natural. Después de la inseminación no se debe realizar reposo y la paciente continúa con su vida habitual.

Este tratamiento se suplementa con progesterona natural vía oral, vía vaginal, o vía subcutánea, o con inyectables subcutáneos de HCG, que favorecen la implantación.

¿Cuáles son las probabilidades de éxito?

La tasa de gestación por ciclo de inseminación artificial conyugal (IAC) oscila alrededor del 15-20%, aunque depende de múltiples factores como son: la edad de la mujer, la respuesta a la estimulación (número de folículos maduros), la calidad del semen … Los resultados a partir de los 40 años son muy pobres, por lo que se recomienda siempre realizarla en mujeres de menor edad.

¿Cuánto tiempo dura este tratamiento?

Habitualmente se realizan entre 3-4 ciclos de inseminación artificial conyugal  y, si no se consigue gestación, se plantean otras opciones terapéuticas, como la fecundación in vitro. Nunca se realizan más de 6 ciclos de inseminación artificial.

¿Cuando se aconseja realizar la IAD?

Se recomienda realizar una inseminación artificial con semen de donante en las siguientes situaciones:

  • Cuando no existe pareja masculina.
  • Cuando no puede disponerse de los espermatozoides de la pareja porque éste presenta azoospermia (ausencia de espermatozoides) o una alteración genética con consejo genético desfavorable.

¿En qué consiste el tratamiento?

La inseminación artificial con semen de donante puede realizarse en un ciclo espontáneo, así se asegura el crecimiento de un solo folículo, y suele indicarse en mujeres jóvenes; o en un ciclo en el que se ha realizado una estimulación ovárica suave, para intentar un desarrollo multifolicular y aumentar las posibilidades de éxito.

El tratamiento utilizado son las gonadotrofinas, que son hormonas similares a las que, de forma fisiológica, circulan en la sangre de una mujer. El tratamiento de estimulación ovárica se administra por vía subcutánea (una inyección diaria en el abdomen) y se inicia con la regla, durante los primeros días del ciclo. Suele durar de 10-14 días. Tanto la duración como la dosis necesaria varían de un ciclo a otro, y de una paciente a otra.

Para valorar la respuesta al tratamiento y ajustar la dosis a la respuesta que presenta la paciente, se realizan controles ecográficos, dos o tres veces a la semana; ocasionalmente puede requerirse también analítica sanguínea para realizar determinación hormonal. Cuando el folículo o folículos ya han crecido, se administra un último inyectable de HCG que favorece la maduración final del folículo y la ovulación a las 36-40 h del mismo,  momento en el que se programa la inseminación.

Es muy importante realizar un adecuado control del tratamiento hormonal, para prevenir y evitar las complicaciones que pudieran surgir, como son la gestación múltiple o la aparición de síndrome de hiperestimulación ovárica.

El laboratorio selecciona el donante de semen en base a las características fenotípicas y al grupo sanguíneo, y el día de la inseminación procede a procesar la muestra criopreservada con la finalidad de separar y concentrar únicamente los espermatozoides móviles, para introducirlos con una cánula muy fina en el interior del útero, acercándolos así a la trompa que es donde tiene lugar la fecundación natural.

Después de la inseminación no se debe realizar reposo y la paciente continúa con su vida habitual.

Este tratamiento se suplementa con progesterona natural vía oral, vía vaginal, o vía subcutánea, o con inyectables subcutáneos de HCG, que favorecen la implantación.

¿Cuáles son las probabilidades de éxito?

La tasa de gestación por ciclo de inseminación artificial con semen de donante (IAD) oscila alrededor del 20-30%, aunque depende de múltiples factores como son: la edad de la mujer, la respuesta a la estimulación (número de folículos maduros), la indemnidad de las trompas… Los resultados a partir de los 40 años son muy pobres, por lo que se recomienda siempre realizarla en mujeres de menor edad.

¿Cuánto tiempo dura este tratamiento?

Habitualmente se realizan entre 3-4 ciclos de inseminación  y, si no se consigue gestación, se plantean otras opciones terapéuticas, como la fecundación in vitro. Nunca se realizan más de 6 ciclos de inseminación artificial.

¿Quieres solicitar una visita?

Llámanos al (+34) 93 418 66 33 o rellena el formulario para pedir cita...

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close